México.- La Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAINPA) hoy anunció que las ventas del pan puerquito han alcanzado los niveles que tenían antes de la crisis que sufrió México en el 2009, a causa de la influenza A/H1N1, también conocida como “gripe porcina”. El pan comúnmente conocido como “pan puerquito” sufrió un desplome en sus ventas durante la epidemia, ocurrida en Marzo del 2009, al creerlo un producto derivado del cerdo.

Además de la falta de consumo nacional, países como Rusia, Japón y Azerbaiyán, que figuran entre los principales importadores de pan puerquito, detuvieron temporalmente la importación. Las restricciones fueron removidas una vez que comprendieron que dichas medidas de seguridad no tenían sentido alguno.

Oink, oink!
La víctima de la crisis.

En un intento desesperado por recuperar sus ventas y desasociarse del estigma de la “gripe porcina”, los empresarios de la industria panificadora intentaron renombrar el producto como “pan cerdito”, “pan marranito” y “pan cochinito”. Sin embargo, el plan no dio el resultado esperado y se vieron en la necesidad de deshechar millones de toneladas del producto. Aunado a esto, fueron obligados por SAGARPA a implementar mejores medidas de sanidad en sus áreas de trabajo.

Debido a esto, la industria panificadora mexicana reportó pérdidas por más de mil millones de pesos. Sin embargo, las ventas pronto comenzaron a tener una recuperación lenta pero constante.

“Es verdad, tuvimos pérdidas importantes.” observó José Rodriguez Butaniku, vocero de la CANAINPA. “Pero hoy en día los consumidores están más tranquilos y saben que no hay riesgo, prueba de ello son las cifras que hoy anunciamos”, añadió.

Cifras reveladas por la CANAINPA
Cifras reveladas por la CANAINPA