Unix haters handbook01 – “The Unix Haters Handbook”, de Simson Garfinkel, Daniel Weise y Steven Strassmann.

    Unix y sus variantes son la familia de Sistemas Operativos por excelencia para computadoras de alto rendimiento (como las que se usan a lo largo de toda la Internet), y por lo tanto hay mucha gente detrás de ellas. Esta es una recopilación de historias sobre esa gente.

    Debo decir que este es un libro bastante extraño, escrito por programadores y administradores de sistemas Unix que evidentemente han sufrido mucho. Nos encontramos frente a una crítica humorística no tan constructiva hacía Unix, y la mayoría del tiempo estas críticas no están dirigidas en contra de Unix, sino en contra de las herramientas usadas en Unix, pero al parecer los autores no han notado eso. Aquí se encuentran muchas anécdotas de usuarios frustrados y administradores desesperados. Uno de los autores llega incluso, al punto de comparar a Unix con un virus. Este libro está dedicado a Ken Thompson y a Dennis Ritchie (los creadores de Unix), porque “este libro no habría sido posible sin ellos”. De hecho, Ritchie contribuye al libro con un “anti-prefacio”, en el cual él defiende a su creación. Muy recomendado para cualquier administrador de sistemas Unix o Linux, o cualquiera que los haya usado en algún momento.

Azteca02 – “Azteca”, de Gary Jennings.

     Azteca es una novela histórica que cuenta la historia de Chicóme-Xochitl Tliléctic Mixtli, un mexica en los tiempos de la colonia española en el entonces Tenochtitlan. Mixtli (cuyo profético nombre significa “nube oscura”) viaja por casi todo el territorio mexicano contándonos su vida, las diferencias y las similitudes entre casi todas las culturas pre-hispánicas. Mixtli vive de primera mano el impacto de los mexicas al conocer y pelear contra los conquistadores españoles.

    Me sorprendí y me horroricé al leer sobre los rituales religiosos tan crueles y salvajes que practicaban los mexicas, y me horroricé aún más al leer sobre los rituales religiosos igualmente salvajes de los españoles, la supuesta y auto-proclamada raza civilizada. Por ejemplo, los españoles acostumbraban a quemar vivos a sus enemigos porque la iglesia les impedía los derramamientos de sangre (otra prueba de que es posible comportarse como el mismo demonio si sigue literalmente a las escrituras de la biblia). Tal vez este libro no está basada en una historia real, pero el contexto histórico si lo es y por eso no dudo que muchas de las barbaridades que le ocurren a Mixtli definitivamente si le hayan ocurrido a innumerables indígenas durante el tiempo de la colonia. Aquí hay sangre, tortura, lágrimas y sufrimiento, como en todas las guerras las ha habido. Este libro es una tragedia tristísima que debe ser leída por cualquier mexicano, se haya quedado o no dormido en las clases de historia.

Lone survivor03 – “Lone survivor”, de Marcus Luttrell.

    Lone Survivor es la historia real de la operación “Red Wings”, en la cual cuatro Navy SEALs fueron enviados a Afghanistan en busca de información sobre un líder terrorista y sólo uno de ellos -el autor del libro- sobrevivió. Es muy notorio el hecho de que Luttrell no es un escritor profesional, es un SEAL y eso se refleja en su libro lleno del patriotismo inculcado a los SEALs, del ímpetu de alguien que ha pasado por los regímenes de entrenamiento más arduos y del coraje e impotencia de alguien que vio morir a sus amigos por seguir órdenes de una milicia temerosa de la mala publicidad y de los cortes de presupuesto.

    La película basada en este libro es igualmente buena, aunque eso no significa que ninguna de las dos obras sean excelentes. Disfruté medianamente de ambas obras, pero no lo suficiente como para recomendarlas ampliamente. Sin embargo, esta historia nos muestra un lado poco conocido y muy interesante sobre la milicia: Que muchos de los participantes de estos conflictos no están de acuerdo en la manera en que estos se llevan a cabo. Los hechos narrados por Luttrell han sido debatidos y puestos en duda varias veces por expertos militares y eso deja un mal sabor de boca tomando en cuenta que el autor se empeña mucho en aseverar que esta es una historia verdadera. El heroismo de Luttrell y sus compañeros se ha cuestionado, pero aún si la historia es falsa, este libro gustará a los que disfruten leer sobre conflictos bélicos.

What I talk about when I talk about running04 – “What I talk about when I talk about running”, de Haruki Murakami.

    Escrito en el estilo tan calmado y tranquilo de Haruki Murakami, este libro contiene las meditaciones y los sentimientos que acompañan al autor durante sus numerosas carreras. Escrito de manera hasta cierto punto autobiográfica, es muy interesante aprender sobre la vida de Murakami desde su propio punto de vista.

    No sólo nos cuenta sobre los regímenes de entrenamiento que se toman para maratones y carreras de larga duración, también nos cuenta cómo es que decidió comenzar su carrera como escritor y como vivió los años previos como dueño y barman de un pequeño bar japonés. También aprendemos sobre las pláticas sobre literatura que ha dado en universidades de Estados Unidos y como es que ha vivido en lugares muy diferentes. Esto es muy inspirador para autores amateur que se maravillan frente al éxito tan rotundo que ha tenido Murakami.

    Hay muchos libros sobre este deporte, pero generalmente se centran en el lado “técnico” de la carrera. Este libro es relajante porque se centra en cómo Murakami disfruta los pequeños detalles en los paisajes y qué cosas piensa cuando corre. Cualquiera que guste de correr se sentirá identificado con el dolor, la perseverancia y el logro que se siente al correr y que se plasman tan bien en este libro.

Crisis de conciencia05 – “Crisis de conciencia”, de Raymond Franz.

    Escrito por uno de los miembros del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová y también autor de “Aid to Bible Understanding”, texto usado regularmente por los mismos Testigos. Este es un libro que necesita ser leído por cualquiera que sea, haya sido, o conozca a un Testigo de Jehová. Este libro no es un ataque contra ninguna persona u organización religiosa, ni siquiera es un ataque en contra de la fe. Es una crítica constructiva escrita con mucha tristeza y decepción por alguien que duró 43 años siendo uno de los miembros principales de la organización y que escuchó y presenció las prácticas deplorables que se llevan a cabo dentro de la misma. Desgraciadamente, este libro está condenado a ser leído por muy pocos Testigos, pues se considera una lectura “apóstata”, es decir, contraria a los objetivos de la organización y los altos mandos de los Testigos prohíben tajantemente a sus miembros leer o informarse de cualquier cosa que pueda cuestionar su autoridad o pueda ser considerada como una evidencia de sus errores y malas prácticas. Esto es muy irónico tomando en cuenta la manera tan insistente en la que los Testigos piden ser escuchados, pero la mayoría no tiene la mente tan abierta o no les permiten la libertad de leer una crítica constructiva de la cuál podrían aprender mucho en su beneficio y en el de su congregación.

    El libro está excelentemente documentado, incluyendo imágenes, cartas, documentos, referencias y citas, incluso citando constantemente a la misma Biblia para demostrar sin lugar a dudas que, tristemente, esta es otra religión que ignora y desobedece deliberadamente a sus propias enseñanzas. El autor expone situaciones alarmantes como el hecho de que los miembros del Cuerpo Gobernante se ausentaban o, en el mejor de los casos, ni siquiera leían los informes sobre los asuntos que se discutían en sus reuniones, lo cual muchas veces llegaba a afectar a miles o incluso millones de creyentes pues el Cuerpo Gobernante decide cuáles prácticas son consideradas dignas de expulsión y cuales no. Incluso toca el tema de los hemofílicos y cómo el descuido del Cuerpo Gobernante potencialmente causó la muerte de muchas personas -incluidos niños- o cómo la negación de incluso aceptar una alternativa civil al servicio militar llevó a muchos Testigos a pasar años en la cárcel inútilmente, y todo eso por ser leales a leyes impuestas por una organización, no por su Dios. De hecho, el autor cuenta sobre un debate que tuvo lugar en el Cuerpo de Gobernantes, acerca de qué tanta libertad tienen unos simples hombres sobre situaciones (como las antes mencionadas) que no se discuten en Las Escrituras y que si tales decisiones pueden ser tomadas por alguien que no sea el mismo Dios. La respuesta es evidente pues todas esas decisiones ya fueron tomadas: al Cuerpo Gobernante no le importa la opinión de Dios en estos asuntos.

    También se toca el tema de 1914 como el inicio de los “últimos días”, de como este año fue calculado por C.T. Russel, fundador de esta religión, usando las medidas de la gran pirámide de Gizeh, y de como, con cada año que pasa, los escritores de la Watch Tower desesperadamente buscan maneras de estirar las fechas y cambiar los significados e interpretaciones de las palabras de tal manera que todo cuadre con la profecía no cumplida, pues, según el autor del libro, es un motivo de gran vergüenza admitir una equivocación de parte de la organización y de los hombres que se dicen elegidos directamente por Dios mismo para dirigir a los Testigos. El autor ha hecho este libro de libre distribución en su propia página, demostrando que su intención al escribirlo no es de naturaleza financiera, sino, como el mismo lo dice, de tratar de ayudar y hacer entrar en razón a las personas que ama.

Starship troopers06 – “Starship troopers”, de Robert A. Heinlein.

    Decidí leer este libro simplemente porque es de Heinlein (el autor del grandioso “Stranger in a strange land” y muchas otras obras igual de buenas) y porque lo he visto recomendado en muchas listas de ciencia ficción a pesar de la deplorable película de 1997 (cuyo director dejó de leer el libro después de los primeros capítulos “porque se aburrió y se deprimió”). La manera en como se escribió este libro hace parecer como si Heinlein hubiera pasado varios cientos de años en el ejército, ya que conoce a la perfección los términos y las prácticas militares.

    Hay un par de ideas que me parecieron muy interesantes. Primera, que en el futuro la guerra de los sexos habrá terminado totalmente y las mujeres serán admitidas en operaciones militares de combate, incluso que serán requeridas para pilotear las naves espaciales bajo la idea de que son mucho mejores en ello que los varones, algo que me parece divertidísimo tomando en cuenta la historia de las mujeres y la aviación. La segunda idea interesante del libro es referente a la evolución en La Tierra y cómo la manera tan violenta y competitiva en la que hemos vivido y perdurado será una excelente ventaja cuando tengamos que competir contra animales y plantas de otros planetas que tal vez no hayan sufrido tanto por sobrevivir. Contando este libro, Lone Survivor, Ender’s game y On war, creo que he leído demasiadas cosas bélicas últimamente. Se dice que va a haber un remake de la película, y ojalá esta vez si se le haga justicia al libro para que por fin Heinlein pueda dejar de revolcarse en su tumba.

500 años fregados pero cristianos07 – “500 años fregados pero cristianos”, de Rius.

    Este es el primer libro que he leído de Rius, el famoso monero mexicano. Rius es muy conocido por sus caricaturas y por la manera en que las ha compilado en libros populares muy fáciles y rápidos de leer (hay poco texto y muchas imágenes. Son el producto de un caricaturista, después de todo). Este libro nos cuenta una de las historias mejor conocidas del mundo: cómo fue que la iglesia católica vino a cruelmente imponer su religión en América so pena de muerte y cosas aún peores. Definitivamente en la religión hay más sed de poder que de fe. Aprendí varias cosas muy interesantes y que me hubiera gustado que el autor tocara más a fondo, y a mi gusto hace falta un libro más extenso o tal vez con más texto para seguir discutiendo el tema. Desgraciadamente al mexicano promedio le enseñan sobre estos asuntos en la primaria, donde se tiende a suavizar bastante los temas como los asesinatos, la esclavitud, las torturas y las destrucciones absolutas de culturas. Este libro sirve para recordarnos que todo esto pasó en este país bajo la excusa de palabras como “colonización”, “civilización” y “salvación”. Me parece que estos libros, por su formato y contenido, son excelentes para que las personas más jóvenes se interesen en la lectura y en la historia de su propio país. Recomiendo leerlo junto con “Azteca” de Gary Jennings, mencionado arriba.

A game of thrones08 – “A game of thrones”, de George R. R. Martin.

    No pude resistirme a la moda y empecé a leer esta serie de libros, así cuando los termine podré ver la serie televisiva, la cual espero que valga la pena (y lo hará si es la mitad de buena de lo que dicen que es). Desgraciadamente el autor se toma cuatro o cinco años en terminar cada libro.

    Obviamente Martin fue influenciado por Tolkien (por algo lo apodan “El Tolkien americano”). Todas las obras de fantasía han sido, de una u otra manera, influenciadas por Tolkien. Esto se nota, y esto es bueno. Pero Martin tiene un estilo diferente y tal vez más popular que Tolkien, pero no por eso tiene necesariamente más mérito. Cuando menos este, el primer libro de la serie “A song of ice and fire” es mucho más serio que cualquiera de “El señor de los anillos”. A game of thrones tiene menos aspectos fantásticos y recurre más a la intriga, las traiciones, los asesinatos y la estrategia militar propia de una guerra de reyes. A song of Ice and Fire tiene decenas de personajes principales y centenares de personajes menores, lo cual hace, hasta cierto punto, cansado o complicado recordar quien odia a quien, quien se quiere vengar de quien, quien asesina a quien o quien ha tenido sexo con quien. Lo bueno, es que esto resulta en relaciones muy interesantes entre ciertos personajes y a la vez nos provee de una historia tan rica y profunda, como compleja. No dudo que muchos se harten de tantos personajes, pero así ha sido la historia de cualquier país o territorio: plagada de traiciones y amor, odio y venganza, traidores y aliados. El autor se ha inspirado mucho en sucesos y personajes reales, es por eso que esta serie de libros tiene un sabor tan crudo y realista, que puede llegar a confundirse con algo cruel o innecesariamente rebuscado. Se agradece que el autor haya decidido hacer una serie televisiva en lugar de una trilogía de películas como pudo haber pasado al ver el éxito tan grande que tuvieron las películas basadas en el magnum opus de Tolkien, porque una historia tan larga y con tantos personajes terminaría demasiado recortada y diluida en la pantalla grande. A game of thrones termina de una manera tan magistral que casi lo obliga a uno a iniciar el siguiente libro de la serie en ese mismo momento.

Siddharta09 – “Siddhartha”, de Herman Hesse.

    Esta fue la segunda vez que leí Siddhartha. Siempre, después de leer libros de Hesse, uno termina sintiéndose (y tal vez siendo) mucho más contemplativo, tranquilo y sabio. Por algo fue Hesse ganador del premio Nobel de literatura. Siddhartha es un joven indio aparentemente destinado a la grandeza que busca encontrar el significado de la existencia humana. Esta búsqueda lo llevará a muchos lugares para obtener muchas experiencias muy variadas de personas igualmente diferentes. Todas estas vivencias y aprendizajes le ayudarán a Siddhartha (y tal vez, al lector mismo) a meditar y darle un sentido a su propia vida.

    Recomiendo muchísimo este libro a cualquiera que tenga un interés mínimo en aprender sobre el budismo o la meditación, pero también recomiendo este libro a cualquier persona pues inevitablemente cualquier persona se sentirá identificada en algún momento con los personajes y esto es grandioso porque estos personajes están llenos de necesidades, defectos y debilidades que tratan de sobrepasar de una manera u otra. Aprenderemos que podemos descubrir muchas cosas sobre nosotros mismos y sobre la vida simplemente meditando y encontrando la belleza inherente en la naturaleza. Esta es el camino a la iluminación y la búsqueda de la felicidad que Siddhartha sigue de la mano con nosotros.

A clash of kings10 – “A clash of kings”, de George R. R. Martin.

    Un título muy apropiado tiene este libro, el cual continúa inmediatamente los sucesos de A game of thrones. La guerra que se iba preparando en el reino de Westeros finalmente ha llegado y ahora hay varios personajes que se autoproclaman reyes. De hecho, esto se vuelve una broma constante en el libro, con personajes diciendo que “últimamente cualquiera es rey”.

    Como en el libro anterior, cada capítulo está centrado en un personaje, y cuenta los sucesos desde su punto de vista, así que no siempre leemos las cosas a un ritmo o estilo constante. Por ejemplo, los capítulos de Sansa Stark se leen como si estuviéramos leyendo el diario de una princesita o una revista de adolescentes. Los capítulos de Bran, siendo un niño lisiado obligado a gobernar en lugar de su hermano mayor, están llenos de elementos fantásticos y sueños de ser un caballero en brillante armadura.

    Esta serie de libros me ha entretenido bastante, pues son muy emocionantes, pero sin embargo son bastante largos y llega un punto en el que esto cansa. A pesar de que recomiendo a cualquiera leerlos, no los recomendaría leer uno inmediatamente después de otro pues siento que es muy probable que el lector se canse de leer miles y miles de páginas sobre un sólo tema o género.

Ready player one11 – “Ready player one”, de Ernest Cline.

    En el futuro cercano, la humanidad ha terminado de destruir el medio ambiente y los combustibles fósiles. El escape de este mundo tan triste y lúgubre llega en la forma de OASIS, un videojuego ultrarealista masivo en línea donde las personas pasan más tiempo que en el mundo real. El trabajo, la escuela y la socialización se llevan todos a cabo dentro de OASIS. Wade, alias Parzival, es un adolescente que vive en busca de un secreto escondido por el difunto creador de OASIS dentro de la simulación, al igual que casi todas las personas del mundo. Quien encuentre este secreto se hará acreedor a una billonaria herencia, y muchos están dispuestos a matar por ella.

    Es muy claro que Ready Player One es un libro escrito para los gamers que crecieron en los 80s. El libro está atiborrado de datos de videojuegos, ciencia ficción, películas y otra información que sólo gente así conoce. Yo, al caer totalmente en esta descripción, puedo apreciar las bromas y los sucesos del libro, pero me pregunto si esto no hará que una persona promedio pierda interés o se confunda. Definitivamente este libro es el sueño húmedo materializado del clásico geek videojugador antisocial. Tan sólo el personaje casi lo describe: Un adolescente inteligente, subido de peso que pasa la mayoría del tiempo en línea, que es maltratado por sus compañeros de la escuela y que vive enamorado platónicamente de una hermosa y famosísima blogger, a quién conocerá gracias a que su ya mencionada inteligencia le permite ser uno de los primeros que descubren pistas sobre el secreto de OASIS. Estoy seguro que muchos van a sentirse identificados con el protagonista y esto llevará este libro a ser aún más famoso. Incluso, ya hay pláticas para adaptarlo al cine, lo cual promete ser un infierno legal mucho peor que Wreck it Ralph. Este libro está tan plagado de cultura geek y otaku que se siente como leer un fanfict basado en miles de otros fanficts de diferentes géneros y autores. Sólo los gustos del lector podrán decidir si esto es increiblemente divertido o totalmente insufrible.

Demián12 – “Demián”, de Hermann Hesse.

    Emil Sinclair es un niño alemán que es víctima de un chantaje por un compañero de escuela. Max Demián aparece, tal cual un mítico Dæmon, como un guía que ayuda a Sinclair a ver su situación, su vida, su educación y su mundo de una manera diferente y más abierta, aceptando no sólo al celebrado mundo “luminoso” sino al deliberadamente ignorado mundo “oscuro” que, juntos, componen toda la existencia. Sinclair, gracias a Demián y a otros guías, aprende a cuestionar lo que se le ha indoctrinado, y se da cuenta que es una de las personas que llevan “la marca de Caín en la frente”, siendo esto un simbolismo para la gente que es temida por tener la capacidad de ver más allá de los dogmas y de lo que una sociedad cobarde y autoritaria quiere que se acepte. Sinclair aprende que para renacer debe destruir su propio mundo, su propias ideologías. Y esta destrucción global, curiosamente, es algo que también casi literalmente ocurre al final del libro.

    Este libro me enseñó que para tener ese guía que Demián representa, tal vez no hay que buscar mucho, pues puede ser una persona cercana, o incluso uno mismo. Al igual que con Siddhartha, (mencionado arriba) no sabía lo mucho que necesitaba leer este libro de nuevo.